Por fin has conseguido someterte a la cirugía estética que tanto habías soñado o quizás necesitabas. Te has pasado meses haciendo las investigaciones, imaginándote como quedarías y ahorrando el dinero para cumplir tu deseo.

Pero lamentablemente, no estás viendo el resultado que esperabas. No has quedado como la modelo que imaginabas. Después de la decepción, llega el momento de asumir las consecuencias y analizar qué puedes hacer. Aquí te vamos a enseñar los pasos a seguir.

La cirugía plástica se puede realizar en cualquier momento del año, siempre tenemos que tener en cuenta las limitaciones que podemos tener en épocas estivales. Somos una de las clínicas líder en Andorra en cirugía plásticas y estética, gracias principalmente a la experiencia del Dr. Fabrizio Moscatiello.

En el Instituto de cirugía plástica Dr. Fabrizio Moscatiello contamos con un equipo médico especializado con más de 15 años de experiencia, con una amplia trayectoria profesional en cirugía estética, consiguiendo resultados muy naturales y satisfactorios para nuestras pacientes con las operaciones de cirugía estética en Andorra. Todo ello con un trato personalizado y acorde con tus expectativas, haciéndote sentirte cómoda en todo momento.

¡Pide tu cita ahora!

Tu primera visita es gratuita

¡Pide tu cita ahora!

Tu primera visita es gratuita

    Dinos tu nombre... (obligatorio)
    Dinos tu apellido... (obligatorio)
    Déjanos tu teléfono... (obligatorio)
    Déjanos tu email... (obligatorio)

    Dinos en que estás [email protected] (ciudad, cirugia,,,,)

    ¿Qué debemos hacer?

    Después de entender que el resultado no es el que esperabas, es momento de tranquilizarse y detenerse a pensar fríamente. Lo primero que debes saber, es que legalmente estás amparada si tu cirugía llegase a quedar mal.

    Existe una Asociación del Defensor del Paciente, y aunque no es uno de los sectores legales con mayor demanda, es importante que sepas, que, si es necesario, puedes y debes actuar de manera legal para que el médico o la clínica deba resarcir el daño.

    Pero por supuesto, para conseguir este punto es necesario que te asesores con un buen abogado. Se debe determinar si el caso es una cirugía plástica, por ejemplo, y diferenciar qué es mala praxis y qué es decepción.

    Para que entiendas mejor, te explicamos cuáles son las razones por las cuales puedes reclamar:

    • Prejuicio estético: cuando en vez de mejorar la apariencia, ha empeorado. Siempre que el médico tratante haya tenido los medios y confirmado el éxito de la operación, se puede reclamar la mala praxis.
    • Perjuicio psicológico: Cuando debido al mal resultado, el paciente entra en depresión y requiere un tratamiento psicológico.
    • Perjuicio anatómico funcional: Es cuando se hace un daño al buen funcionamiento del organismo. Por ejemplo, dificultad de respirar debido al aumento excesivo de los cornetes durante una rinoplastia.
    • Futura cirugía reconstructiva: Si estás dispuesto a una nueva intervención para arreglar el daño, deben cubrir el coste de todo lo que implicaría.

    ¿Por qué puede ocurrir?

    Cuando hablamos de una mala cirugía, nos referimos una mala praxis médica o como también se le conoce, negligencia médica.

    Si te encuentras en una situación en la cual los resultados de la intervención, después del tiempo estipulado de mejora y de los tratamientos correspondientes, no son los que esperabas y por el contrario has quedado en una situación incluso peor de la que estabas, estamos frente a una negligencia médica.

    Algo no ha salido bien, ya sea por error humano o simplemente porque tu organismo no estaba preparado.

    Cualquiera que sea el caso, siempre que el médico especialista no haya considerado todas las posibilidades negativas de tu operación, se puede decir que ha incurrido en una mala praxis.

    Existen muchas razones por las cuales las cirugías pueden quedar mal:

    • Si al grupo en operación se le olvida algún material quirúrgico dentro del cuerpo del paciente que está siendo intervenido.
    • Algún tipo de infección que se presente por causa del hospital, también conocidas como infecciones intrahospitalarias. Las mayorías de las veces, son contraídas en las unidades de cuidados intensivos.
    • Daño en algún órgano por el mal empleo de alguna herramienta quirúrgica o en la aplicación de algún tratamiento.
    • La falta de información completa, cuando el médico no le indica a su paciente cuáles son las causas y consecuencias tanto positivas como negativas de la operación.

    Los mejores cirujanos en arreglar malas cirugías en Andorra

    Los mejores cirujanos en arreglar malas cirugías en Andorra

    Los mejores cirujanos en aumento de pecho

    Cirugía correctiva ¿es la solución?

    Lamentablemente, en todos los casos esto no es posible. Sin embargo, si en tu caso existe la posibilidad de que, pasado el tiempo apropiado de recuperación, sea posible que con una cirugía correctiva puedas mejorar, te recomendamos lo siguiente:

    • Procura hacerlo con un verdadero especialista, alguien del cual puedas conocer su trayectoria y experiencia.
    • Debes esperar un tiempo prudencial, ya que de la ansiedad solo obtendrás resultados aún peores.
    • Haz todas las preguntas necesarias. Ya tienes experiencia, no dejes nada al azar.
    • Guarda el reposo que debas, cumple al pie de la letra el tratamiento y disfruta de tu nueva oportunidad.

    Buscar otra opinión en Andorra

    Nosotros creemos que lo mejor es siempre contar con una 2ª y hasta 3ª opinión. Y es que someterse a una cirugía, por muy pequeña que sea, no es una decisión que se debe tomar a la ligera.

    Por eso, ya sea a nivel de una operación estética o bien una curativa, lo ideal es que siempre busques en varios especialistas la información adecuada, que te ayude a ver un panorama de la realidad posterior a la cirugía. Y solo cuando ya todo esté listo, entonces es momento de tomar la decisión.

    No olvides que lo mejor siempre será que te escojas el médico especialista que tenga mayor experiencia y reconocimiento en su sector.